3.11.07

Ozono y escepticismo

Continuamos con el tema del post anterior. En él, comentábamos las técnicas del escepticismo para rebatir el problema del ozono. Hoy vamos a analizar un artículo eco-escéptico sobre el ozono: ¿En qué quedó el Agujero de la Capa de Ozono? escrito por Daniel Rodríguez Herrera y publicado en el Think Tank neoconservador del Instituto Juan de Mariana. En la página del Instituto Juan de Mariana hay material para muchos otros artículos... pero tiempo al tiempo.

Permitanme que no lo reproduzca, ya que se encuentra sometido a Copyright. No obstante, les recomiendo su lectura. No voy a ser tan injusto como para mostrar únicamente mi crítica sin reservarle el debido reconocimiento al artículo en sí.

El autor defiende que el tratado de Montreal era ciertamente innecesario, más una maniobra política que otra cosa. Los argumentos en que se basa, son:
a) No existe consenso científico y se ha dado por cierto un modelo muy dudoso.
b) El agujero no es para tanto
c)El agujero no ha crecido desde el tratado de Montreal, y consecuentemente es de origen natural.

Otros aspectos interesantes del artículo, es que comenta que al haber desaparecido de la conciencia ambiental los CFCs, ahora se ataca al CO2, y reconoce que las consecuencias económicas del tratado de Montreal no han sido especialmente perjudiciales. Con independencia al contenido, este (así como otros artículos que he leido del Instituto), tienen buena calidad narrativa. Peeeeeero... con todos mis respetos, siempre es interesante sacar punta.

Sobre el primer punto: No existe consenso científico. Todo lo contrario, sí que lo hay. Dejar claro que el consenso científico no es un consenso de tipo democrático, y ni mucho menos hace falta unaminidad (de ser así, aún estaríamos por aprobar la Teoría de la Evolución. En el mundo científico existen jerarquías, y un autor que haya publicado más y mejor (es decir, artículos revisados y muy referenciados) tendrá más peso e importancia que la opinión de alguien que no haya trabajado mucho en el tema. Así ocurre con el famoso primo de Rajoy (no voy a atacar ese comentario, que me pareció desafortunado más que nada porque creo que ha sido malinterpretado), o con los escépticos del ozono. Ya hablamos de el Dr. Singer en el post anterior. Su opinión no debe ser muy tenida en cuenta, ya que apenas ha publicado sobre el asunto, en artículos sin revisión y con escaso impacto. La misma búsqueda en Science Direct (uno de los buscadores de artículos científicos mejores que conozco) dan bastantes resultados sobre destrucción de la capa de ozono y CFCs.

El modelo de Rowland y Molina, es sólo eso, un modelo, pero que explica satisfactoriamente la responsabilidad de los CFCs en destrucción de Ozono. Si esa reacción se da en la alta atmósfera (y me da a mi que está perfectamente demostrado que lo está), los CFCs son potenciales destructores y si son potenciales destructores, necesitan una regulación. Afortunadamente, contamos con sustitutivos, que si bien no son tan buenos como los CFCs, al menos sí lo son lo suficiente como para que la sustitución merezca la pena.

La radiación UV-B sí es un riesgo importante. Se trata de una radiación "ionizante", esto quiere decir que es capaz de ionizar, vamos, arrancar electrones de la sustancia sobre la que incide. Sobre el ADN los daños pueden ser bastante serios, siendo los UV-B un agente mutagénico. Si es mutagénico, puede ser carcinogénico. Si descubrimos que determinada sustancia es carcinogénica, como los asbestos, pues deben ser retirados para minimizar la exposición. No se trata de un veneno normal y corriente, que con tal de no sobrepasar una determinada dosis te libras de sus efectos; el ADN tiene memoria, y los daños se van acumulando hasta que acaba torciéndose algo. Por ello, la política ante mutagénicos y carcinogénicos es de prohibición, o al menos minimizar al máximo la exposición ante estos agentes.

El número de melanomas y otros cánceres de piel han aumentado considerablemente en las últimas décadas. Es cierto que no se le debe echar toda la culpa al incremento en la radiación UV-B, también ha participado los cambios en los hábitos de la población, ahora vamos más a la playa (pequeño inciso para recordaros de la necesidad de usar una protección solar adecuada). Así que resulta complicado distinguir entre el efecto de los UV-B y el efecto del cambio de comportamiento. Pero esto tampoco es excusa, porque si tenemos un potencial mutagénico, conviene evitarlo, y más si queremos aumentar nuestra exposición a él.

Pero los efectos de los UV-B no acaban en el cáncer. Esa capacidad ionizante provoca daños en estructuras, materiales, cosechas... esos daños implican pérdidas económicas, y también tenemos que proteger nuestra economía y quizás la prohibición del CFC haya permitido obtener un mayor beneficio, aunque sea a largo plazo.

En el segundo punto: "el agujero no es para tanto". La verdad, que aquí veo un par de fallos bastante gordos. Primero asegura que el agujero, es en verdad un adelgazamiento de la capa, no una desaparición del gas. Bueno, sería más bien al revés: no consiste en un adelgazamiento, porque esa capa no existe, sino de la destrucción del gas. La situación no se restituye como estaba antes de la aparición del agujero: una vez que se rompe el vórtice polar, el aire con menos ozono se mezcla con el de más ozono, y la concentración global disminuye. Puede que no sea espectacular el descenso año tras año, pero por cada 1% de ozono que se pierde, aumenta un 1% la radiación UV-B en la baja atmósfera, y recordemos el punto anterior. Si estamos vertiendo indefinidamente CFCs a la atmósfera, la concentración aumentará, por lo que cada año se perderá más ozono y los efectos pueden ser más perjudiciales.

Tercer aspecto: "sobre la evolución de la capa de ozono". El que la capa de ozono haya estado aumentando su tamaño hasta bastante después de la aprobación del tratado de Montreal, no significa que los CFCs no tengan nada que ver. Recordemos que tardan como promedio más de 10 años en llegar a la estratosfera. El tratado de Montreal se firmó en el 87, y el agujero en la capa ha ido creciendo hasta finales de los noventa. Primero porque la prohibición no ha sido inmediata, y está prevista la completa desaparición de los CFCs en la industria para 2010. Y segundo, el CFC emitido antes del tratado no había tenido tiempo de llegar a la estratosfera.

La vida media de los CFCs está entre los 75 y los 100 años (algunos más). Suponiendo una emisión constante, la concentración en la estratosfera aumentará hasta alcanzar un equilibrio a los 75-100 años, ya que entonces, se producirá tanto CFC como el que se destruye. Pero la emisión no ha sido constante, sino creciente, eso quiere decir que de no haberse estabilizado la emisión de CFC, esta crecerá durante un tiempo indefinido. El autor asegura que a partir de aproximadamente el año 2000 la extensión del agujero de la capa de ozono se ha mantenido constante. De ser así: excelente, hemos demostrado que existe relación entre el CFC y la destrucción de la capa de ozono, y sólo habrá que esperar hasta 2050 (fecha dada por algunos modelos) para que los efectos empiecen a decrecer. Pero no ha sido así, en 2006 hubo un máximo de extensión, llegándose a los 39 millones de kilómetros cuadrados. Esto demuestra que hay más cosas a tener en cuenta, y no sólo la concentración de CFCs. Lo que demuestra esto es que necesitamos más investigación, pero no deroga al tratado de Montreal.

Por cierto, cuando no suele ser especialmente útil mostrar una serie de datos, extraer conclusiones y no mostrar las técnicas estadísticas empleadas. Concretamente, los datos corresponden a la extensión del agujero.

De 1982 a 2006 el tamaño del mismo, en millones de kilómetros cuadrados, según la NASA, ha seguido esta serie: 4, 8, 10, 14, 11, 19 (aquí se aprobó el protocolo de Montreal), 10, 18, 19, 18, 22, 23, 22, 22, 22, 21, 26, 23, 24, 25, 12, 25, 19, 24, 26. Como se ve, después de aumentar notablemente durante los años 80 parece que la cosa se ha estancado desde entonces.


Y bueno, otra vez aparecen las mismas teorías de lobbys ecologistas y demás. No voy a negar que los grupos ecologistas supongan un grupo de presión importante, y que en muchas ocasiones emplean técnicas poco éticas. No me importa desmarcarme de ellos cuando su opinión no me parece acertada. Pero creo que se le está dando demasiada importancia a su influencia, y todo esto en contra de los esfuerzos de científicos serios que pretenden conocer la verdad, sea cual sea, beneficie a quien beneficie.

Añado que todo el mundo está invitado a criticar mi crítica, el autor especialmente. Más que nada porque espero que no se haya ofendido, este post lo he realizado sin la menor acritud, pero la Ciencia se construye discutiendo.

2.11.07

De vueltas con lo mismo

Ya sé que puedo parecer pesado, pero es que hay cosas que no caben en mi cabeza (y eso que es grande) como que se pongan en duda cosas que se tienen bien estudiadas... sí, otra vez contra el eco-escepticismo, pero no el del Cambio Climático, sino el del Agujero de la Capa de Ozono. Con esto no quiero decir que en Ciencia no se deba cuestionar hasta la saciedad lo que se da por supuesto, pero me saca de quicio ciertas posturas que son completamente negacionistas, y que arremeten usando argumentos falaces.

Por poner un ejemplo, este post de El primer ratón en la Luna, blog que parece le tiene manía al agujero de la capa de Ozono, porque le ha dedicado varias entradas.


Un agujero imaginario en una capa imaginaria

Antes que nada, recordar un poco del agujero. La atmósfera es un sistema bastante complejo, podemos distinguir varias capas en función de su perfil de temperaturas. La más baja, la troposfera, en la que vivimos, es la responsable de casi todos los fenómenos meteorológicos. La temperatura baja con la altura, hasta más o menos unos 13000 o 15000 metros (altura variable). Sobre esta está la Estratosfera, en la que la temperatura aumenta con la altura, debido a la incidencia de la radiación solar. Como el aire más frío es más pesado, en la troposfera, el aire frío está encima del caliente y "se mezcla", produciendo toda una gama de vientos verticales. En la Estratosfera lo caliente está sobre lo frío, por lo que el aire se queda en estratos, de ahí su nombre. Por encima hay más capas, como la mesosfera, termosfera, exosfera... pero ahora no nos interesan.

El ozono es una forma alotrópica de oxígeno. El que nosotros respiramos es O2, mientras que el ozono es O3. Se trata de una forma inestable y muy reactiva que se genera principalmente por reacciones fotoquímicas, es decir, por la luz, por poner un ejemplo, el olor acre que hay en las copisterías es debido al ozono generado en las fotocopiadoras. El ozono, como es muy reactivo, se considera un contaminante cuando está en la troposfera, pero en la estratosfera desempeña un papel vital para la vida.

En la estratosfera, se está formando constantemente ozono, absorbiendo luz Ultravioleta de tipo B y C (los más dañinos). Más o menos, la reacción global es:

3O2 + Luz ---> 2O3 + Calor

Pero también hay una reacción de destrucción, que es justo la contraria:

2O3 ---> 3O2

(todo esto es un meollo con bastante reacciones en realidad y la participación de catalizadores)

Como veis, se absorbe luz ultravioleta y se desprende calor (por lo que se explica el aumento de temperatura con la altura de la estratosfera). Pero tiene que existir un equilibrio entre producción y destrucción, porque de otra forma no se absorbería la radiación.

Lo que se denomina capa de Ozono no es un objeto real, no existe una capa de ozono, y consecuentemente tampoco un agujero. El ozono se mide de una forma bastante curiosa. Si lleváramos el ozono al nivel del mar, formaría una capa de unos pocos milímetros. Ese grosor es lo que se denomina Unidades Dobson. Si la concentración de ozono disminuye, esa capa imaginaria adelgazaría, produciendose un virtual agujero.

De forma general, en el polo sur se dan unas circunstancias particulares que favorecen la destrucción de Ozono: una larga noche polar con temperaturas tremendamente bajas, que hace que se formen las nubes estratosféricas polares (NEPs). Las NEPs son responsables de la catálisis de las reacciones de destrucción del Ozono. Por otra parte, se forma un vórtice polar, que aisla la estratosfera antártica del resto de la atmósfera.

Durante los años setenta y ochenta, una serie de investigaciones llevaron a Rowland y Molina (premios Nobel en 1995) a postular una teoría en el que se le atribuye a los CFCs el papel de catalizadores en la destrucción del Ozono. Los CFCs tienen una vida media bastante larga y pueden destruir mucho ozono antes de desaparecer de la estratosfera. Como consecuencia de esto, se aprobó en protocolo de Montreal en 1987 (y puesta en marcha en 1989), por el que se prohibía el uso de los CFCs y se recomienda el uso de sustitutivos. Según los modelos, hasta 2050 - 2070, no se empezará a recuperar la capa de ozono.

¿Maniobra orquestada?

Los eco-escépticos tienen la curiosa manía de descalificar todo lo que se les pone por delante, usando argumentos bastante poco originales. Si los "anti-cambistas" aseguran que la Energía Nuclear está detrás del Cambio Climático, los "anti-agujeristas" también tienen su propio belcebú: ¡¡los fabricantes de CFC!!

Aquí comienza la contradicción, ya que si yo fabrico CFC, que es barato y sencillo, no voy a montar un pitote para cambiar a otros productos químicos.

Pero ese no es el único argumento. Según aseguran los CFCs son gases demasiado pesados para llegar a la estratosfera. Y el agujero, tras la prohibición de Montreal, ha tenido un máximo hace pocos años.

He encontrado un artículo interesante (en inglés) sobre el eco-escepticismo y el agujero, que me permito resumiros. No obstante, les advierto que no estoy acostumbrado a traducir desde el inglés, así que pueden dirigirse al link original.

Técnicas de los Escépticos:

  • Lanzar una campaña de relaciones públicas cuestionando las evidencias: DuPont (según Guille, autor de el primer ratón... es quien orquesta el fraude) , quién producía la cuarta parte del CFC del mundo, gastó millones de dólares en publicar a toda página artículos defendiendo el CFC en periódicos, asegurando que los CFCs no ponían en peligro la capa de ozono. La industria de los aerosoles también publicó artículos donde se mantenía que el modelo de Rowland y Molina, era una hipótesis, no un hecho comprobado.
  • Predecir consecuencias económicas extremas e ignorar el coste de los beneficios: el tercer productor de CFCs de Estados Unidos, Pennwalt, predijo un caos económico si se sustituían los CFCs. DuPont alertó de que los costes, sólo en EEUU, podrían exceder los 135y millones de dolares y que todas las empresas del sector podían quebrar. La Asociación Europea de Compañías Químicas advirtió que la regulación del CFC podía suponer una completa remodelación y reequipamiento de una gran porción vital de la industria química, y que muchas pequeñas empresas iban a cerrar... con efectos en la inflacción y desempleo de la economía nacional e internacional. No obstante, la realidad ha sido menos grave. Como dijo el Programa de Naciones Unidas para el medio ambiente (UNEP) en 1994: "la sustitución de los gases destructores de la capa de ozono ha sido más rápido, menos caro y más innovador de lo que se había asegurado antes del proceso de sustitución. Las tecnologías alternativas implantadas han resultado ser efectivas, y los consumidores no han notado ningún impacto (salvo en el incremento del precio del aire acondicionado de los coches). Un grupo de más de dos docenas de expertos en industria estimó el coste de sustitución del CFC en los países desarrollados en menos de 37 millones de dólares a la industria y 3 millones a los consumidores. Un estudio realizado por Environment Canada, presentado a las Naciones Unidas en un encuentro de 1997, estimó que la completa sustitución del CFC costará en 2060 unos 235 mil millones, pero que los beneficios serán de 459 mil millones de dólares. Estos beneficios provienen del descenso en la exposición a la radiación ultravioleta en los sistemas acuáticos, plantas, bosques, cultivos, plásticos, pinturas y otros materiales de construcción. El estudio concluye con que con la implantación del protocolo de Montreal, habrán 19,1 millones de casos menos de cáncer de piel no melanoma, 1,5 millones menos de melanoma, 129 millones menos de cataratas y 330 mil muertes menos por cáncer de piel en el mundo.
  • Encontrar y pagar a reputados científicos para que argumenten en contra del tratado: las industrias del CFC contrataron a la más importante empresa de relaciones públicas, Hill&Knowton, que organizó tour de un mes de duración por EEUU en 1975 por el reconocido científico británico Richard Scorer, antiguo editor de International Journal of Air Pollution y autor de diversos libros de polución. Scorer maldijo a Molina y Rowland, llamándolos de "doomsayer" (no se me ocurre como traducir esto correctamente), y remarcando "La única cosa que se ha ido acumulando tanto es el número de hipótesis". La respuesta de Molina fue " El caballero es bueno atacando, pero nunca ha publicado ningún artículo científico sobre el asunto.
  • Usar publicaciones científicas no revisadas o científicos pertenecientes a la industria que no publican artículos revisados originales para apoyar tu punto de vista: Los artículos publicados en revistas científicas tradicionales experimentan un proceso esencial para la buena ciencia, la revisión. El proceso de revisión comienza cuando el autor envía su trabajo a la revista. El editor de la revista revisa el artículo y envía copias a tres científicos que son expertos en la materia. Esos evaluadores anónimos envían sus comentaros en errores que requieren de rectificación, omisión... de vuelta al editor, que entonces pide al autor que envíe una versión revisada del artículo, teniendo en cuenta los comentarios de los evaluadores. Después de hacer las correcciones, el autor vuelve a enviar el artículo al editor que podrá aceptar el artículo, rechazarlo, o enviarlo otra vez a revisión. El rigor de las revisiones es tal que una buena parte de los artículos enviados nunca llegan a ser publicados en la literatura científica. En 1995, año en que Molina y Rowland recibieron el Nobel, el Comité en Energía y el Medio ambiente comenzó una serie de vistas a revisar el artículo de la disminución de la capa de ozono, donde el extracto de la revisión fue puesto en duda. Durante las vistas, el representante John Doolittle, un Republicano californiano, comentó: "Según creo, esta cuestión esta todavía muy abierta a debate, hipótesis o especulaciones no son suficientes, necesitamos ciencia, no pseudociencia". Doolittle fue contestado por Lynn Rivers, un demócrata de Michigan.
    RIVERS: ¿Ha encontrado en artículos revisados o en discusiones científicas que la gente dice que este no es realmente un problema?
    DOOLITTLE: He encontrado que no hay consenso y que sobre cual es realmente el problema, he encontrado representaciones extremadamente confusas por el gobierno y oficiales gubernamentales que no sonaban a ciencia. RIVERS: Lo que le estoy preguntando es por artículos revisados, que realicen su trabajo en ciencia regularmente. ¿podría darme algún ejemplo de publicaciones revisadas que haya consultado para la formación de su opinión que no hay visos de ciencia? DOOLITTLE: Bueno, va a oir hablar a unos de los científicos hoy, el Dr. Fred Singer.
    RIVERS: Dr Singer no ha publicado documentos revisados.
    DOOLITTLE: No voy a rodearme en un maremagnum de documentos revisados, hay políticas en la comunidad científica, algunos científicos se encuentran demasiado intimidados para hablar una vez que alguien ha cercado una posición. Y bajo este congreso, vamos a obtener la verdad y no sólo las políticas académicas
    RIVERS: La forma general de saber que usted ha realizado buena ciencia es exponer sus ideas honestamente en una publicación revisada y permitir a otros, que hacen el mismo trabajo, realizar comentarios, críticas o cuestionar sus descubrimientos. Y le estoy preguntando, en su búsqueda de la buena ciencia, en qué artículo revisado ha usado para formar su decisión. ¿en qué buena ciencia se basa?
    DOOLITTLE: Mi respuesta a usted es, que los que proponen la prohibición tienen la responsabilidad de realizar buena ciencia. Yo no tengo esa carga.

    Después, en la misma audiencia, Tom DeLay fue preguntado sobre su posición de oposición a la prohibición de las sustancias destructoras del ozono. "¿Ha consultado las últimas afirmaciones en la destrucción del ozono (WMO/UNEP, 1994) reunidas por un equipo de todas las publicaciones revisadas importantes de la materia?". Contestó que no, porque "Bueno, no he sido obsequiado con el estudio". Además, se lanzó en una crítica al sistema de revisión científica, asegurando "la conclusión se escribe antes de que el estudio se ha realizado en muchos casos". DeLay citó Toxic Terror, de la doctora Elizabeth Whelan para apoyar su crítica a la "ciencia revisada". Pero de acuerdo con Columbia Journalism Review, la Dr. Whelan asegura el valor nutricional de la comida rápida en sus escritos y descarta la relación entre las dietas ricas en grasas con las enfermedades de corazón (pero recibe subvención de Burger King, Oscar Meyer, Frito Lay y Land O'Lakes. Desgraciadamente, DeLay no es el único que se basa en los escritos de la Dr. Whelan. PR Watch apunta que USA Today cita el Think Tank Consejo Americano en Ciencia y Salud como uno de sus más frecuente proveedor de citas para la información en salud pública.

    El Dr. Fred Singer, el experto al que el representante Doolittle hizo referencia, ha testificado anteriormente en el Congreso varias veces, y probablemente es el escéptico en ozono y cambio climático más citado. Desafortunadamente, el Dr. Singer no es el mayor científico climático publicando en literatura científica revisada, o al menos, un crítico formado objetivamente. Singer se vende así mismo como el autor de más de 200 publicaciones revisadas a lo largo de su carrera. No obstante, todos de esos artículos fueron escritos antes de 1971, en temas no relacionados con la climatología. Una búsqueda en sus publicaciones relevantes, revela una pieza de investigación oficial, un artículo de 1988 sobre el Invierno Nuclear (Singer, 1988). El índice de citas científicas, la base de datos que indexa cada cita realizada en artículos revisados, revela que este artículo ha sido citado exactamente cero veces hasta 2004. En comparación, la publicación del Dr. Steven Schneider en 1988 sobre el mismo tema, "Simulating the climatic effects of nuclear war", ha obtenido 16 citas. Singer ha sido incluido como co-autor en tres publicaciones revisadas sobre clima desde 1971, un "comentario técnico" de 2 páginas criticando un estudio que mostraba el incremento de la luz UVB en la superficie como consecuencia de la disminución del ozono estratosférico (Michaels et. al. 1994), y dos artículos de 2004, "Disparity of tropospheric and surface temperature trends: New evidence (Douglas et. al, 2004) y "Altitude dependence of atmospheric temperature trends: Climate models versus observartion" (Douglas et. al. 2004). Ninguna de estas publicaciones tiene ninguna cita en el Science citacion index (ïndice de citas científicas), en enero de 2005, y el de 1994 tiene 19 referencias. El objetivo del Dr. Singer se pone en cuestión porque el Think Tank que el ha fundado, "The Science and Environmental Policy Project", ha recibido una aportación bastante sustancial de la industria, incluyendo contribuciones de Exxon, Shell, ARCO, Unocal y Sun Oil.
  • Pregona estudios científicos desacreditados y mitos para apoyar tu punto de vista: Los escépticos publicaron primero artículos no revisados en periódicos, revistas, libros y publicaciones de Think Tanks. Las publicaciones que no están sometidas a revisión, están frecuentemente llenas de errores, distorsiones y opiniones que confunden al público en que no hay consenso. Por ejemplo, numerosos críticos en el descubrimiento del agujero en la capa (p. ej. Singer, 1989, Bailey, 1993, Bast et al. 1994), aseguran que el profesor Dobson (n. del t: el primer científico que se preocupó del ozono, al que le debemos las unidades dobson), detectó un agujero en 1956 en la Antártida, y que consecuentemente, el agujero es un fenómeno natural. Este mito procede de una mala interpretación de una descontextualización de una cita de un artículo (Dobson 1968), que mencionaba que cuando los niveles primaverales de ozono sobre Halley Bay fueron por primera vez medidos, se sorprendió de encontrar sobre 150 unidades Dobson por debajo de los niveles primaverales del Ártico. Los escépticos hacen referencia repetidas veces a "un agujero en el ozono de 150 unidades Dobson por debajo de lo normal en la Antártida. Una visita a la web del British Antartic Survey confirma que tal agujero no fue detectado en la década de los 50. Otro mito escéptico asegura que científicos franceses detectaron un agujero en la Antártida en 1958 (Bailey, 1993). Que existían medidas de 1958 que detectaban una importante pérdida de ozono, pero se ha demostrado que esas medidas resultaron ser falsas por un error instrumental. Un estudio en Science magazine (Newman 1994) concluye: "No hay una evidencia creible para un agujero en la capa de ozono en 1958" Para ser justos, los científicos ambientalistas fueron también culpables de usar mitos desacreditados para apoyar sus tesis. Por ejemplo, en 1992, el New York Times mencionó una disminución en el Ozono en el sur de Chile ha causado "un incremento en la incidencia de cataratas de ovejas y conejos" (Nash, 1992). La historia ha sido repetida en numerosos lugares, incluidos el programa de la ABC de 1 de Julio de 1992. El libro de Al Gore "Earth in the Balance" repetía el mito, al mantener que "En Patagonia, los cazadores dicen encontrar ahora conejos ciegos, pescadores capturan salmones ciegos" (Gore 1992). Un grupo de Johns Hopkins ha investigado y atribuido los casos de ceguera en las ovejas a una infección local ("ojo rosa") (Pearce, 1993).
  • Señala la sustancial incertidumbre científica, y la segura pérdida económica si se toma la acción inmediata: La ciencia detrás de la estimación de la disminución del Ozono ha sido y es una materia sujeta a un buen grado de incertudumbre. A principios de 1976, Rowland y Molina descubrieron una reacción química que implicaba que una reacción entre el cloro y el nitrato podría reducir la destrucción de ozono de su anterior estimación de 7-13% a tan sólo el 7%. Un editorial en el New Yory Daily News de 1976, concluía "Ahora que los científicos han tomado la posición del lobo llorando, ¿quién escuchará las nuevas amenazas?" Los detractores también apuntaron estimaciones que fluctuaban en los reportes de disminución del ozono, realizados por la Academia Nacional de Ciencias de EEUU como justificación de que la ciencia era tan incierta, que ninguna acción debería ser tomada. Por supuesto, al final se comprobó que las estimaciones no eran del todo precisa, pero que no era para tanto. Ningún científico anticipo la contundente pérdida del 70% que aparece en el Antártico, ni la del 30% del Ártico. La lección que tenemos que aprender es esta: el que la realidad sea incierta, no es excusa para demorar la acción. La realidad podría ser mucho peor de lo esperado.
Evolución de la estimación a largo plazo de la disminución del ozono

Year Depletion Estimate
1976 2-20% (7% most likely)
1979 16.5%
1982 5-9%
1984 2-4%

  • Use datos de un área local para apoyar tu punto de vista, e ignore la evidencia global: muchos escépticos apuntan que los niveles medidos en algunas ciudades americanas de UVB realmente disminuyen en las décadas de los 80 y 90. Esto es cierto, y ha sido atribuido a los altos niveles de aerosoloes contaminantes, que es responsable del 20% del descenso de los UVB en verano (Wenny et al. 2001). No obstante, la relación entre la pérdida de Ozono e incremento de radiación UVB está claramente establecida. Por cada 1% de disminución de Ozono, hay más o menos un 1% más de UVB en la baja atmósdera (WMO, 2002). Incrementos de entre un 6 y un 14% en UVB han sido detectados en numerosos sitios en latitudes medias y altas en los últimos 20 años (WMO, 2002, McKenzie, 1999). En numerosos sitios, más o menos la mitad del incremento ha sido atribuido a la pérdida de ozono. Los cambios en la cubierta de nubes y la superficie de albedo contribuye también en parte.
  • Desacredita científicos diciendo que estan publicando amenazas ambientales para conseguir financiación: una revista de la industria del CFC aseguró en 1975 que "Todo el area de becas a la investigación y la competición entre los científicos para conseguirlas debe ser considerado un factor en la política para el ozono" (Roan, 1985). Una publicación del Think Tank conservador, "The Cato Institute", argumenta que las amenazas de la NASA de 1992 sobre la posibilidad de apertur de un agujero sobre el hemisferio norte "fueron exquisitamente planeadas para reforzar las peticiones de presupuesto de la agencia. (Bailey 1993)
  • Desacredita a los científicos ambientalistas, asegurando que están exagerando los problemas ambientales con fines ideológicos: el Dr. Fred Singer hizo comentarios de la reacción ambientalista del trabajo de Molina y Rowland relacionando los CFCs con el ozono, de la siguiente manera: "los Ecofraks estaban estáticos, al final, una industria química-- y porducido por el gran malvado DuPont y otros de ese tipo"
  • Quéjate de que es injusto requerir acciones reguladoras en EEUU, que pondrían a la nación en desventaja económica: Por supuesto, otros países aseguraron que estaban pocos dispuestos a actuar hasta que EEUU, el principal productor y emisor de CFCs, mostrara liderazgo y tomara acción primero.
  • Clama que se necesita más investigación antes de tomar medidas: Entre 1974 y 1987, la industria del CFC y el gobierno continuaron pidiendo tres años más de investigación. Molina llamó a esta técnica: "la puerta de los tres años".
  • Argumenta que es menos caro vivir con los efectos: en 1987, la administración Reagan prefería un "plan de protección personal" como método alternativo de controlar las emisiones de CFCs. Scoffers aseguró que si cada Americano compraba dos botellas de protector solar, usaba sombrero y gafas de sol, el coste para la nación sería de 8 mil millones de dólares. También preguntaron cómo los americanos pondrían crema, sombrero y gafas a las vacas y a los cultivos de maiz, cuando las plantas y animales son de la misma forma vulnerables a los efectos de los UV.
Este extracto forma parte de un artículo del Dr. Jeffrey Masters, The Skeptics vs. Ozone Hole. Ante todo pedir disculpas si la traducción no es demasiado buena... las referencias están en el artículo original.

Curiosamente, muchos de los puntos anteriormente citados me resultan terriblemente familiares... ya volveremos con el asunto.

Vemos que en muchas ocasiones, el eco-escepticismo está fomentado por Think Tanks conservadores. Un Think Tank es un organismo no gubernamental que se dedica a publicar opiniones sobre diversos temas (un ejemplo, es la fundación FAES creada por Jose María Aznar). Y que de intereses económicos para la prohibición: ninguno.

Es cierto, aún quedan muchos interrogantes por responder: la auténtica influencia de los UVB sobre el cáncer de piel, si forma parte de ciclos naturales... pero existe un consenso, y ningún científico con dos dedos de frente se cuestiona el protocolo de Montreal. Al fin y al cabo, el principio de prevención y cautela existe para algo.

19.10.07

¡Buh! Que viene el Ecologista

El mundo me parece cada vez más extraño. Los roles cambian, y quienes eran antes perseguidos, ahora son los perseguidores... y al revés

¿Por qué de esta reflexión? Pues voy a ser franco: estoy hasta las narices del Eco-escepticismo. El Eco-escepticismo es una nueva postura (de la que ya hemos hablado varias veces sobre todo en los problemas del Cambio Climático), quizás alimentado por el neo-con ("y la mega-chupi-super-libertad de mercado"), en que se postula que todo son patrañas, que el Planeta Tierra no necesita protección... A aquellos que, fervientemente lo defienden, me gustaría recordarles una cosita: uno de los mayores neo-con (y también Eco-escéptico) es George W Bush, que entre otras cosas es creacionista y fundamentalista religioso, y su postura se basa en que Dios es bueno y no nos puede hacer daño. Dejando consideraciones religiosas o políticas a un lado (así como el presunto cretinismo de Bush) vamos a hacer un poco de análisis al Eco-Escepticismo.

Es difícil saber cuándo nació el ecologismo. Ya en el romanticismo se empezó a idealizar los parajes naturales (aparte de cementerios e iglesias en ruinas) , durante el auge de los nacionalismos del siglo XIX (no confundir con los actuales) se empezó a estudiar el patrimonio natural de cada país para mayor gloria de su patria. Como consecuencia de estos movimientos aparecieron la primera conciencia más "naturalista" que ecologista.

No obstante, tenemos que avanzar bastantes años hasta la década de los 60 aproximadamente, cuando desde el pacifismo nace una corriente de "amor" a la madre tierra. Este amor va a tener fundamentalmente dos hijos, la New Age por un lado (lagarto lagarto!) y el ecologismo (aunque de un tipo más emocional que científico).

Si hay que dar una fecha para el nacimiento del ecologismo "científico", tarea bastante difícil porque muchos estudios se estaban desarrollando en ese momento, es 1962, año de la publicación de Primavera Silenciosa, donde se advertía de los riesgos de determinadas sustancias químicas.

Con unos ideales verdes, y una base más o menos científica, el ecologismo va a estar presente desde entonces en nuestra sociedad, con mayor o menor influencia sobre la vida cotidiana. Y ¿qué es lo que ocurre? Pues que como en todo sitio que haya algo de ideología de por medio, aparece la irracionalidad por la que muchos grupos ecologistas se caracterizan.

Junto a la evolución de los ecologistas (tengo en mente un post sobre los cambios de "el principal problema ambiental de nuestra madre Tierra), la Ciencia (la de verdad) ha ido avanzando en el campo del conocimiento de los ecosistemas, hasta el punto que hoy en día tenemos una visión bastante completita de los ecosistemas (aunque ni mucho menos suficiente). Así, tenemos un ejército de Científicos Ambientalistas (y no ecologistas) que pueden decidir sobre lo que se puede o no se puede hacer.

Los Ecologistas se han ido radicalizando y enquistando en muchos aspectos y sectores, esto ha hecho que no siempre hayan tenido muy buena fama. Pero parece que últimamente están teniendo más éxito, entre otras cosas por el gran auge del Cambio Climático. Me gustaría recordar, que el mérito no es de los ecologistas, aunque sean ellos quienes se pongan las medallas, sino de los Científicos Ambientalistas. Y aquí aparecen los eco-escépticos.

Aunque eco-escepticismo ha habido siempre, puestos a dar una fecha de nacimiento, pongamos que es 2004, con la publicación de la novela "Estado de Miedo" de Michael Crichton. El mayor error de este libro es meter en el mismo saco a los ecologistas y a los científicos.

Cuanto mayor ha sido el ecologismo, más fuerte y radical ha sido el eco-escepticismo. Y otro fenómeno que me parece bastante curioso, para colmo hay chaqueteros (que se cambian de bando). Un elemento que está casi siempre presente en cualquier postura fundamentalista son las conspiraciones: cuando los argumentos no se tienen en pie, pues te sacas una conspiración, cuanto más rocambolesca posible mejor, y listo, a rodar.

Hace cosa de 20 años, la gente estaba muy convencida que las petroleras tenían una especie de hermandad maligna, y que celebraban rituales satánicos en los que devoraban gatitos y quemaban vivo a los sucesivos inventores de motores de energía infinita. Hoy la cosa ha cambiado, pero aunque los nombres sean distintos, la conspiración sigue siendo la misma (e idénticamente estúpida).

Los malos ahora son las nucleares, sí aquellas que los ecologistas desterraron hace tiempo, porque quieren ganar terreno, y promoviendo lo del cambio climático consiguen que la gente empiece a temer más el petróleo que nuestro amigo el uranio. Y para esta malvada operación, pues ahora van de la mano de los ecologistas.

Veamos señores: ¿en qué cabeza cabe que los ecologistas puedan ponerse de acuerdo con las nucleares?. Las conspiraciones no existen y los reyes magos son los padres. Si se ha puesto de moda ahora el calentamiento global es porque se ha puesto de moda, y no porque nadie lo esté alimentando de forma interesada (políticos aparte, claro)

Y vale, seamos un poco generosos y aceptemos que existen conspiraciones: es igualmente probable que exista una que exista otra. Pero en este sentido, ¿quién podrá tener más interés en desacreditar al otro: la nuclear o la petrolera? Pues me da a mi que la petrolera, ya que son los que tienen más que perder. Aún así, os recuerdo que no hay que pensar en conspiraciones.

En fin, estaré encantado de leer vuestros comentarios y seguir discutiendo sobre el asunto. Por cierto, NO soy ecologista, sino científico ambiental (más concretamente ambientólogo), pero los eco-escépticos me parecen tan payasos como los ecologistas.

12.10.07

Premio Nobel de la Paz para Al Gore

Bueno, y también para el IPCC.

El antiguo vicepresidente de los EEUU, candidato demócrata durante las elecciones de 2000, premio Oscar y premio Príncipe de Asturias por Una Verdad Incómoda... , Al Gore, ha sido elegido para recibir el premio Nobel de la paz de 2007, precisamente por Una Verdad Incómoda y sus esfuerzos por difundir el problema del Calentamiento Global y la conciencia ambiental. Así mismo, también lo ha recibido el Panel Intergubernamental para el Cambio Climático (o IPCC) por la misma labor.

Ya hemos hablado bastantes veces sobre Calentamientos Globales e incluso sobre el mismo documental de Al Gore. Vaticino polémica, ya que un Nobel se da tras muchos años de esfuerzo y no por un documental.

Sin embargo, hay que reconocerle a Al Gore que sus esfuerzos por difundir el calentamiento global ha dado resultados: hoy en día parece que "está de moda" hablar de Cambio Climático, pero también el problema de conservación ambiental ha calado y mucho en la sociedad.

Mis más sinceras enhorabuenas a Al Gore (aunque sigue pareciéndome un poco... surrealista... que le hayan concedido el Nobel a la paz). Les recomiendo que vean Una Verdad Incómoda, pero desde una óptica crítica y dispuesto a plantearse lo que se dice.





PD: Señores del Nobel, yo también intento difundir la conciencia ambiental, ¿no podrían dármelo a mi también?

2.10.07

Lemoniz y la moratoria nuclear

Este fin de semana he tenido el placer de visitar San Sebastian en compañía de mis colegas CPIeros. Muchas gracias a tan magníficos anfitriones, Igoretas y Bosqui, me he traído de Euskadi muy buenos momentos. Entre muchas historias que nos han contado, una de las que más impactados me han dejado ha sido la de la Central Nuclear de Lemoniz.


Ver mapa más grande

Lo reconozco, soy demasiado jóven para recordar de primera mano los acontecimientos que precedieron a la moratoria nuclear, y quizás por ello, la curiosidad me ha llevado a escribir este post. La historia de Lemoniz es triste, y demuestra una vez más lo irracional del ser humano. No voy a entrar en valoraciones políticas, eso se lo dejo a quienes quieran perder el tiempo, y en este blog sólo nos preocupamos del medio ambiente y de la ciencia.

Por todos es sabido que España no es actualmente ninguna potencia nuclear, ya no armamentística, sino energética. Sin embargo hubo un ambicioso proyecto para desarrollar extensamente la energía nuclear por el territorio. Podemos poner una fecha: en 1948 (tan sólo 3 años después de la bomba de Hiroshima), un grupo de científicos y militares funda la Junta de Investigaciones Atómicas, con el fin de sacar partido las reservas de Uranio que hay en España, y posteriormente la Junta de Energia Nuclear (JEN). Los primeros reactores experimentales no tardaron en llegar, como el ARGOS, el ARBI o el JEN-I. La primera central nuclear operativa fue la José Cabrera, en 1968, que ha estado operativa hasta 2006. Seguidas de Garoña, Almaraz, Ascó, Cofrentes, Valdellós y Trillo, construidas todas ellas entre 1970 y 1987. En total 10 reactores de los cuales permanecen activos tan sólo 8.

La opinión pública es bastante susceptible, y no fuimos ajenos a dos episodios que determinarían la política energética de este país. El primero de ellos fue la Crisis del Petróleo de 1973, cuando la OPEP decidió cerrar el grifo a las exportaciones de petróleo (y ojalá hubiera sido al menos por motivos ambientales, pero otra vez la irracionalidad del género humano nos depara desagradables sorpresas). Toda la economía del planeta se resintió, demostrando somos muy dependientes del petróleo. Claro, era necesario buscar nuevas fuentes de energía, y en el punto de mira estaba la energía Atómica.

Mucho impulso se le dio al desarrollo de la energía nuclear en nuestro país, muchas de las centrales actualmente operativas se construyeron en esa época y se invirtieron grandes capitales para el desarrollo de nuevos proyectos. Pero entonces otro suceso histórico le estalló a la cara de las eléctricas: Chernobil. (os recuerdo que la Chernobil no estalló, es una metáfora)

La creciente reticencia de la población ante la energía atómica estaba poniendo las cosas difíciles, pero Chernobil las volvió imposible.

Cinco reactores se quedaron sin terminar: Lemoniz (I y II), Valdecaballeros (I y II) y Trillo (II). Y aquí es donde comienza la triste historia de Lemoniz.

Lemoniz nunca contó con el beneplácito del pueblo vasco. Se constituyó una Comisión de Defensa de una Costa Vasca No Nuclear que movilizó al pueblo en contra de esta obra. Hasta ahora todo bien, al fin y al cabo la participación ciudadana es un elemento clave en la política ambiental. El problema surgió cuando la banda terrorista ETA (o ejército de liberación, me da igual como queráis llamarlo) hizo suya la causa antinuclear. Consecuencia, un incremento en la violencia: dos bombas en las obras de construcción que causaron la muerte de 3 obreros, constantes actos de sabotaje, la muerte de un etarra cuando intentaban adentrarse en el cuartel de la guardia civil, la muerte de un activista antinuclear en una carga policial... son actos que nunca, jamás, justifican absolutamente nada. Lo que consiguió ETA fue deslegitimar el movimiento ciudadano.

Pero lo que culminó el cúmulo de despropósitos fue el secuestro y posterior asesinato del Ingeniero Jefe, Jose María Ryan, en 1981. Aunque la obra se encontraba paralizada, aún se cobraron otra víctima más, Ángel Pascual Múgica, en 1982, director de la sociedad que intentaba terminar el proyecto.

El fin no justifica los medios, y ninguna vida humana, sea del color político que sea, vale menos que las ideas anti o pro nucleares.

Los sucesos de Lemoniz fue una de las causas que determinaron la moratoria nuclear, en 1984. La Moratoria consiste en una paralización de los proyectos nucleares por un tiempo indefinido. Esta moratoria ha causado a las eléctricas unas pérdidas estimadas en más de 700 mil millones de pesetas (más de 4 mil millones de €). De hecho, para compensar esta pérdida, en nuestra factura de la luz viene incluido un canon dedicado a "devolver" este dinero a las empresas eléctricas. Pero esta no es la única consecuencia, el estado español tuvo que forzar un incremento en la producción eléctrica en otros sistemas de generación, como la hidroeléctrica o la térmica. Y, por ironias de la vida (o mejor hipocresía, diría yo), le compramos unos buenos MW a Francia, que sí usa extensamente energía nuclear (y sin ningún pudor). Pero no todo es negativo, ya que también ha permitido el desarrollo de energías renovables.

Ahora estamos en un punto en el que se ha reabierto el debate energético: las reservas de petróleo no durarán para siempre, y hay que tener en cuenta que el petróleo es mucho más útil para otras muchas actividades (¡¡hay quien dice que quemamos diamantes!!), el carbón es sucio (y más que le pese a algunos puede ser hasta radioactivo). Tenemos que plantearnos nuevas fuentes energéticas que nos permitan emanciparnos de los combustibles fósiles y si no queremos prescindir de todo nuestro consumo energético, tenemos que plantearnos seriamente usar energía nuclear. Pero eso me dará para otro post sobre el NIMBY...

Mientras tanto, el caparazón de hormigón de la Central de Lemoniz seguirá recordándonos lo que pasó en los años 80, siendo testigo mudo de nuestra irracionalidad.

Alugnos Links:
Wiki de la Central Nuclear de Lemoniz
Un Mundo Técnico: post en que reflexiona sobre las consecuencias de la moratoria
Manual de Tecnología nuclear para Periodistas (pdf)
Lemoiz Apurtu: web antinuclear pero con una cronología detallada de Lemoniz

26.9.07

Los Simpsons: ¡Que no es eso!

Vaya, estoy indignadísimo, ya que la escuela de doblaje española, aunque buena, no es infalible.

Después de mucho tiempo deseándolo, he conseguido ver la película de los Simpsons. Bastante buena, y aunque no lo parezca, mucho más que un capítulo de televisión (bueno, la película en sí está plagada de guiños al respecto). Pero lo que me ha llamado la atención es cómo han doblado la EPA.

EPA no es Empresa de Protección Ambiental, sino Agencia de Protección Ambiental (Environmental Protection Agency). ¿Y el por qué del berrinche?, pues bastante sencillo: EEUU siempre ha tenido muy mala fama en materia de conservación del medio natural, pero lo que muchas veces se olvidan es que han sido pioneros en muchos aspectos, por ejemplo, el primer Parque Natural (bueno, Espacio Natural Protegido) fue en EEUU, o la misma Evaluación de Impacto Ambiental (EIA, un trámite muy extendido y muy importante a nivel ambiental) también es americano.

La EPA no se trata de un adorno de la Administración Federal, sino que es una verdadera herramienta de gran importancia en el control del medio ambiente, con independencia de los colores políticos que pinten la Casa Blanca. No termina de parecerme justo que olvidemos esto.

23.9.07

La ilusión de las bacterias

"Los científicos de Xxxxx sueñan con un mundo sin bacterias". Así asegura una conocida marca de cepillos de dientes (no la pongo porque no me acuerdo, no porque no quiera hacer publicidad).

Perfecto, maravillosa observación, un mundo sin bacterias sería un mundo sin enfermedades como meningitis, tuberculosis, tétanos, caries... pero también sin yogur, sin muchas vitaminas de origen natural, los diabeticos lo tendrían más difícil para conseguir insulina. Olvídense de muchos antibióticos, medicamentos y demás sustancias químicas. Hongos camparían a sus anchas destrozando cultivos. No habría fijación de nitrógeno, ni degradación de materia orgánica, ¡¡ni siquiera leche (de vaca)!! ya que son las bacterias metanogénicas de los estómagos de las vacas quien degradan la celulosa. Posiblemente no habría oxígeno que respirar y muchos nutrientes no estarían disponibles para los ecosistemas: es decir, toda una catástrofe.

¿Qué son las bacterias? Pues simplificándolo un poco mucho son unos "saquitos" de ADN y enzimas, tremendamente adaptables y versátiles. Han sido capaces de adaptarse practicamente a cualquier ecosistema, por muy inhóspito que pueda parecer, a un amplio rango de pH, temperatura, concentraciones de compuestos.

Pueden vivir sin oxígeno, sin respirar, respirando sulfatos, respirando incluso CO2, son capaces de realizar la fotosíntesis de la misma forma que las plantas, y de otras distintas. Sin duda, son los auténticos amos del planeta. Podrá extinguirse la humanidad, podrá extinguirse todas las especies animales y vegetales, todos los hongos, los mares podrán evaporarse... pero siempre quedarán bacterias (con el único requisito que haya agua y nutrientes que puedan utilizar).

Además, son unas grandes desconocidas. Su clasificación se basa fundamentalmente en su bioquímica, así que tradicionalmente el principal método para conocerlas ha sido el cultivo. Se se prepara una "sopa" con los nutrientes que la bacteria necesita (de hecho, muchos de los medios más utilizados huelen a sopa prefabricada... me quedé con las ganas de probarlo...) y se realizan los test específicos. Hay muchos de ellos y son bastante llamativos : medios de cultivo que cambian de color, fluorescencia... No es tan habitual observar a microscopio como puede parecer. Pero muchas bacterias no son cultivables: o no se conoce su medio de cultivo apropiado o no se puede reconstruir. Y peor aún, los medios son generalmente de un sólo cultivo, y naturalmente artificiales. No podemos saber cómo funcionan en un medio natural.

La revolución genética y de la biología estructural ha permitido el desarrollo de nuevas técnicas. Por ejemplo, la captura de genes. Da igual que no puedas cultivar una bacteria cuando puedes cultivar sus genes.

Pero creo que me estoy desviando de lo que quería decir: las bacterias están en todas partes y son imprescindibles para nuestra supervivencia. Así que no comprendo por qué tienen tan mala fama. Pensar que podemos osar a destruirlas todas (aunque sean sólo las patógenas) es delirar como Hogward Hughes, asumamoslo, hace tiempo que perdimos la batalla.

14.9.07

Variables aleatorias y distribuciones: Estadística Para Dummies 7

Queridos lectores de la Caja. Antes que nada disculparme por haber estado un poco perdido últimamente, y más aún haber tenido tan descuidada esta sección. Pero volvamos a ella y con un apasionado tema: las leyes de probabilidad.

Vamos a definir un par de conceptos. Ya habíamos hablado de lo que era una variable, una característica de un determinado fenómeno. Hoy vamos a concretar un poco más.

Imaginaos una población, como puede ser la población de un país. Y ahora definamos un conjunto de sucesos, como por ejemplo que el color de pelo sea xi. Como todo el mundo tendrá el pelo de un color determinado, habrá una frecuencia determinada para cada color, ¿no?
Es decir, que en esa población, la probabilidad total se repartirá entre los distintos colores (o xi), o lo que es lo mismo, el color de pelo tiene una distribución de probabilidad determinada para esa población. Además, puede que esa distribución sea característica de esa población, por ejemplo habitantes de España, frente a la de otro país, como habitantes de Suecia. Son poblaciones distintas con distribuciones de probabilidad distintas.

En cambio puede ocurrir que la distribución de probabilidad del color de pelo de una población sea la misma que la de otra población, por ejemplo entre Suecia y Noruega (por poner un ejemplo). Es decir, ambas poblaciones siguen la misma distribución de probabilidad.

Claro que no podemos ir a todas las personas de un país para mirarle el color de pelo. Lo que hacemos es coger una muestra, un conjunto de personas para mirarle el color de pelo, y así intentar conocer la distribución de la población. Pero si lo cogemos una muestra del Sur puede que nos de unos resultados distintos que si la cogemos en el norte (ya hablamos del Sesgo). Aún así, si conseguimos una muestra lo suficientemente significativa, podemos llegar a una aproximación razonable de lo que pasa con la población. Conclusión: la verdadera distribución de probabilidad es algo que casi nunca conocemos con completa y absoluta precisión.

Matemáticamente es difícil trabajar con colores en vez de números, por eso, para poder trabajar matemáticamente con la distribución de probabilidad (ya que la estadística es, a fin de cuentas una rama de las matemáticas) necesitamos introducir otro concepto: variable aleatoria.

Imaginemos otra población, los resultados de tiradas sucesivas de un dado. En una tirada determinada pueden darse 6 sucesos elementales, que salga un 1, un 2, un 3... así hasta 6. Una variable aleatoria no es otra cosa que asignarle un número a cada suceso, así lo fácil es que cuando sale un 1, x=1, cuando sale un 2, x=2.... para los seis sucesos elementales. Pero no tiene por qué ser tan sencillo como esto. Hay sucesos que no son elementales, que son compuestos. Por ejemplo que salga par o impar (si es impar y=1, y si es par y=0). O si solo nos interesan los 6, el numero de veces que nos salen en tiradas sucesivas (z=número de 6 que salen cuando tiras un dado n veces). Es decir, cuando ocurre algo, darle un número (el que quieras)

Las variables aleatorias, como buenas variables que son, pueden ser contínuas o discretas, cuantitativas o cualitativas... Por ejemplo, en una encuesta que realizamos al alumnado de una clase, pueden estar muy satisfechos, satisfechos, normal, poco satisfechos y nada satisfechos. Una variable aleatoria puede ser que a muy satisfechos le damos un 4 y a nada satisfechos un 0, y el resto de grados sus valores correspondientes. Se trata de una variable Discreta, sólo puede tomar determinados números (no hay, por ejemplo, 4,3456324), cualitativa, ya que numéricamente no significa nada, y ordinal, porque aunque los números no significan nada, su orden sí.

Otro ejemplo sería la variable aleatoria longitud de la cola de los gatos. Así, cuando la cola mide 32,5134 cm, x=32,5134. Se trata de una variable continua cuantitativa.

Y todo lo que queráis inventar. Es así de sencillo, un posible suceso, un valor numérico. Veamos ahora como lo encajamos en la distribución de probabilidad.

Decíamos que en una distribución de probabilidad, a cada suceso se le asignaba una probabilidad. Es decir, a cada variable aleatoria le damos un valor entre 0 y 1. O lo que es lo mismo, la función de probabilidad es Función de la variable aleatoria. Pero no todas las funciones sirven. Sólo pueden dar valores positivos, ya que la probabilidad nunca es negativa, y el área total bajo la curva vale 1 (vamos, la integral desde menos infinito a infinito)

Ese área es la probabilidad de que se de un valor para la variable aleatoria entre los dos valores que determinan el área. Matemáticamente se usa una integral, que es una operación de cálculo infinitesimal que te da precisamente áreas entre dos extremos.

Se llama Función de Distribución a la función que te dice la probabilidad de que salga un valor menor a x. Y esta ecuación siempre es creciente (ya que sólo pueden añadirse probabilidades) y converge a 1. Pero bueno, esto es algo bastante abstracto...

Otra función es la de cuantía. Te dice la probabilidad de que salga justo x, cuando x es una variable aleatoria Discreta. Como ejemplo, los dados, la probabilidad de que salga un determinado valor es de 1/6, así que, matemáticamente

f(x)=1/6 cuando x=1, 2 ,3 ,4 ,5 ,6
f(x)=0 para el resto de valores de x

Eso es una función de cuantía (bastante sencillita).

Pero las variables continuas son un poco más latosas, ya que la probabilidad de un determinado suceso vale 0. ¿pero cómo es posible esto?: sencillo, cuando es continua, aunque sea finita, tendrá infinitos valores, (entre 0 y 1 hay infinitos números, ponte a jugar con los decimales...). Como la probabilidad total tiene que ser 1, y se tiene que repartir entre esos infinitos valores 1 entre infinito es 0.

Pero no os preocupéis que no nos quedamos con el c*** al aire, para las continuas tenemos funciones de densidad. que nos da una idea bastante exacta de cual puede ser la probabilidad de un determinado suceso.

Así que ya sabéis, el conjunto de probabilidades de unos sucesos podemos representarlos como funciones. Y aunque funciones hay de muchos tipos, la naturaleza podrá ser maravillosa, pero poco original, y por eso siempre se repiten unas funciones determinadas y bien estudiadas, que son las Leyes de Distribución. La más importante: la distribución normal o gaussiana, pero hay unas cuantas más, y esas serán objeto de futuras entradas.

Si ha quedado alguna duda, estaré encantado en satisfacerla. Puede que el post haya quedado más áspero de lo que hubiera querido... pero lo que viene a continuación es más entretenido.

10.8.07

Pánico Mediático ante el Calentamiento Global

saco un poco de tiempo de donde no lo tengo, para comentar una "noticia" que he leido en el periódico.

Tradicionalmente cuando dos contertulios no sabían de qué hablar, hablaban sobre el tiempo "Hace una semana calurosa, verdad señor?". Quizás alarmados por la sequía de noticias estivales, o por alguna otra razón, los medios de comunicación han puesto de moda un nuevo tema de conversación: el cambio climático.

Prácticamente cualquier suceso catastrófico está causado por el Cambio Climático, desde un tifón, las lluvias monzónicas... he llegado a ver incluso ¡¡Terremotos!! Con esto no quiero decir que el cambio climático no exista, todo lo contrario, es real e incluso forma parte de la propia dinámica del planeta. El Clima lleva cambiando desde tiempos inmemoriables, ya que no es una cosa estática, no hay equilibrios que sean permanentes. Y claro que hay un calentamiento global, entre otras cosas hemos salido de un periodo de enfriamiento de temperaturas (que pronosticaban una edad de hielo) hace tan sólo 30 años. Y no vamos a discutir sobre si el cambio climático es responsabilidad o no de los seres humanos (en parte sí, por supuesto, pero sería muy pretencioso por nuestra parte atribuirnos todo el mérito).

Pero sin embargo leemos todos los días noticias como esta:

"La Tierra nos avisa... y no hacemos nada"

Todo el artículo se resume en dos puntos: primero que toda catástrofe es por culpa del cambio climático, y que los científicos lo tienen claro.

Nada más lejos de la realidad, si leeis con cierto espíritu crítico, veréis que siempre suelen hablar de "La nevada más intensas en los últimos X años", "no se recordaban lluvias así desde XXXX". En el Clima hay máximos y mínimos, y estos son periódicos.

Es mucho más difícil predecir realmente cuales son las consecuencias del calentamiento global, ya que no sabemos exactamente qué pasaba antes de que existiera el ser humano. De hecho, la emisión indiscriminada de gases de efecto invernadero surgió con la revolución industrial, hace algo así como 200 años. Mientras, los primeros registros meteorológicos fiables no suelen tener más de 100 años, y si ya hablamos de satélites, que nos dan información meteorológica global, estos registros son mucho más recientes (la aventura espacial tiene cosa así de 50 años). Es decir, nos falta perspectiva.

El verano pasado fue un año especialmente proclive para Huracanes, toda la culpa del efecto invernadero. Pero lo que no recuerdan los medios de comunicación, es que en los años 30 hubo un periodo con peores Huracanes que el mismísimo Katrina. U otro ejemplo, seguramente, entre Agosto y Septiembre se hablará mucho de lluvias torrenciales, y seguramente se le culpará al efecto invernadero. Pero la gota fría es algo muy característico del Mediterráneo especialmente en esas fechas. Además, puede que hayan más daños, pero es que llevamos años construyendo indiscriminadamente en donde no se deben: cauces secos que sirven de desagüe para las lluvias torrenciales. Pero para los medios de comunicación es mucho más cómodo echarle la culpa a todos, y no al pobre dueño de la casa por construir donde no debe.

Por eso, tengan un poco de sentido común y no se dejen llevar por la demagogia climática. Ya que los efectos del cambio climático no van a ser ni tan catastróficos ni tan inmediatos. Y odio tener que decir el mismo discurso que el señor Anton Uriarte, compañero de Hispaciencia y duro defensor de un ecoescepticismo del que no soy partícipe. Pero cuando tiene razón tiene razón.

8.7.07

Trailer de Planet Earth

Lo reconozco, soy un poco fetichista, y cualquier cosa en la que aparezca música de Sigur Ros me acaba encantando. Pero si juntamos Hoppipolla con impresionantes imágenes de la Tierra, obtenemos ésto:



Se trata de un documental de la BBC: Planet Earth. Sí, me ha tocado la fibra sensible y me he puesto a babear. Disfrútenlo.

7.7.07

Calentamiento global: de las mentiras incómodas a los grandes timos de documentales

Hoy he hecho un esfuerzo. Una de las cosas que tenía pendiente era ver el famosisimo documental de Al Gore, Una Verdad Incómoda, sobre el calentamiento global, y ya de camino, para no ponerme especialmente partidista, he encontrado un documental eco-escéptico, El Gran Timo del Calentamiento Global, de la cadena británica Channel 4.

Lo que me he encontrado supera con creces el nivel de decepción que pensaba que iba a tener. En líneas generales, los dos documentales pecan de lo mismo, de manipulación, sensacionalismo y falta de rigor en muchos puntos. Por una parte, el de Una Verdad Incómoda es más una campaña al más puro estilo de la política americana, con los elementos sensacionalistas para motivar al electorado. Más que una defensa al Calentamiento Global parece una maniobra de publicidad de Al Gore sobre su integridad, honestidad... pero se hace entretenido.

El otro me ha parecido obsceno, más centrado en desacreditar a quienes defienden el Calentamiento Global que en otra cosa. No, no se puede empezar desacreditando el IPCC (organismo encargado de estudiar el calentamiento global perteneciente a la misma ONU). Puede que la Organización de Naciones Unidas no sea todo lo perfecta que pudiera ser, pero de ahí a hacer tan magna campaña para desacreditarla... (porque me he prometido no hablar de política "explícita" en este blog, pero me recuerda horriblemente a otro suceso de la historia reciente). Además, también ponen en punto de mira al movimiento Ecologista, tildandolos de incoscientes. Es cierto que no simpatizo con ellos, que opino algunos llegan a estar demasiado entusiasmados por sus creencias como para ser realistas. Pero la generalización que hacen en pos de desacreditarlos por completo. Incluso llegan a insultar al "Principio de Prevención y Cautela". El principio de prevención es uno de los principios en los que se deben basar las políticas ambientales. Hay otros principios, como el de responsabilidad o el de solidaridad. La prevención consiste en contenerse cuando exista el riesgo de que nuestra acción va a perjudicar el medio ambiente. Si existe la sospecha de que determinado producto va a perjudicar seriamente a los ecosistemas, antes de liberarse, ha de estudiarse bien sus efectos. No es exclusivo del medio ambiente, algo parecido se aplica en Medicina con los trataminetos.

Según este obsceno documental, el principio de cautela por los efectos nocivos del CO2 puede perjudicar seriamente el desarrollo de los paises del tercer mundo al no poder utilizar sus propios recursos naturales. Nada más lejos de la realidad. El planteamiento del tratado de Kioto es que la reducción de las emisiones sólo será en paises desarrollados, y se les permitirá tasas de emisión a los países en vías de desarrollo. Los paises pobres podrán vender esas tasas de emisión a los paises que quieran emitir más, por lo que supondrá una inyección de capital a las economias menos favorecidas. Además, será el mercado el que regule el precio de esas tasas, es decir, si el pais subdesarrollado empieza a industrializarse querrá usar más sus propias tasas de emisión, quedando libres menos derechos (que es así como se llaman estas tasas). Como hay menos, el precio de los mismos subirán, por lo que cuanto más se desarrolle en pais pobre, más le costará al rico contaminar, hasta llegar a cierto punto de equilibrio en el que se favorece a los países en desarrollo como al medio ambiente. Al menos es así como funcionaría si no fuera porque el mayor emisor de gases de efecto invernadero no quiere entrar en el mercado. Esto puede tener sus lecturas políticas, pero por favor, no las hagan.

Hay dos cosas que le gustan bastante a la humanidad, una es el posicionamiento según doctrinas o ideas, y otra son las conspiraciones. Así ocurre con el tema del calentamiento global. Se trata de algo que se ha puesto de moda en los últimos años. Cada vez es mayor el bombardeo mediático lanzados por los periodistas a favor del Cambio Climático, sea lo que sea eso. Y como cualquier corriente que acapare el mainstream (o pensamiento dominante) siempre aparecen voces disidentes. El posicionamiento está claro, o estás a favor o estás en contra. En medio queda lo que es más importante: conocer la verdad.

La segunda cosa que le gusta a la gente decía que son las conspiraciones. Siempre hay una conspiración por parte de los grandes Lobbys comerciales o grupos políticos o religiosos que maniobran detrás del posicionamiento contrario. Los partidarios del Calentamiento Global miran con desconfianza a las grandes petroleras, hijas de satán, mientras que los eco-escépticos lo buscan en los activistas radicales de Greenpeace, como si de terroristas se trataran, y como cualquier terrorista necesita financiación, la mano que les da de comer no es otra que la poderosa nuclear, que es mala porque contamina muchísimo. ¿Acaso no sería todo más sencillo si fuera el adoctrinamiento la causa de ver enemigos ocultos? Claro que hay intereses económicos por medio, pero el espíritu gregario nos distorsiona la realidad.

Si hay algo que hecho en falta cuando se habla de Calentamiento Global en documentales, es que no hay punto de vista objetivo. La ciencia no se trata de reunir a unos charlatanes que hablen mal del de enfrente, sino en el encuentro de opiniones enfrentadas, donde por medio de la honestidad, el respeto al adversario y sobre todo el rigor, prevalece la opinión más acertada, que además suele ser alguna de las intermedias.

¿Qué hay de verdad en todo este asunto? Pues básicamente que sabemos poco. La Tierra es un sistema tremendamente complejo. Las relaciones entre las distintas variables no siempre están claras y pequeños fallos pueden dar conclusiones de lo más dispares. Además, no es nada sencillo comprender su funcionamiento. Las predicciones se hacen usando modelos matemáticos. Éstos son fórmulas, ecuaciones, y se dan dos circunstancias, ni está claro cómo son esas fórmulas, ni muchas veces son fáciles de resolver. Para colmo, falsear un resultado es lo más sencillo del mundo, basta con no mencionar cómo lo has calculado. Esto hace que las explicaciones y predicciones en los que están basadas las posturas y argumentos de los distintos bandos bastante ambiguas. En verdad no sabemos gran cosa de la climatología.

Pero aún así algunas cosas sí que las tenemos claras. Realmente existe un Cambio Climático. Esto es indiscutible, ya que lo percibimos a diario. Por la noche hace más frío que durante el día, un día puede estar lloviendo y al siguiente soleado, las estaciones tienen distintas temperaturas (bueno, todo lo que he dicho es Tiempo Meteorológico, no clima). Conforme aumentamos la escala temporal y global, hay años secos y calurosos, fríos y lluviosos. Han habido glaciaciones y periodos de máximos térmicos. El Clima en la Tierra está constantemente cambiando.

Otra cosa que está clara es que el CO2 es un gas de efecto invernadero, y que es responsable en parte de la temperatura actual del planeta. Veréis, Venus y Marte tienen una distancia al Sol y un tamaño lo suficientemente cercanos a la Tierra para que se dieran las mismas condiciones climáticas. Pero una atmósfera tremendamente densa y rica en CO2 hace que la temperatura en Venus llegue a los 450ºC, mientras que la baja presión de la atmósfera marciana hace que la temperatura sea de varias unidades bajo cero. De hecho, haciendo balance energético a la Tierra, la temperatura media en el planeta debería de ser de unos -18ºC, 30º menos que los que hay como promedio (alrededor de unos 15ºC).

Pero este calentamiento no es sólo debido al CO2, hay otros muchos gases de efecto invernadero, como los óxidos de nitrógeno, el Ozono, el metano o el Agua. De hecho el agua, por su abundancia y por su capacidad de absorber la energía, es el mayor gas de efecto invernadero, pero a diferencia de los otros, es un gas con capacidad de regulación. Si hay mucho vapor de agua en la atmófera, se calentará y se evaporará más agua. Si la humedad atmosférica llega a la saturación, se forman nubes que reflejan la luz del Sol bajando la temperatura.

El protagonista del efecto invernadero es el CO2 porque su concentración se ha duplicado en los últimos 200 años, y es considerablemente más abundante que los otros gases de efecto invernadero. Esto no quiere decir que los otros sean inofensivos. El Metano, por ejemplo, experimenta en su emisión una crecida mayor que la del CO2, y es 40 veces más poderoso, pero se degrada con facilidad.

Uno de los argumentos en los que se basan los eco-escépticos, es que la emisión de CO2 por parte de los seres humanos es considerablemente inferior a la natural. Bueno, esto es cierto, pero lo que también es cierto es que la emisión natural es reabsorbida por la biosfera y por los océanos, mientras que la que emitimos nosotros no es del todo retirado de la atmósfera. Sí, es cierto, está el famoso sumidero perdido, pero como está perdido, no sabemos cuál es, y consecuentemente no podemos prever cómo se va a comportar.

Resumiendo, existe el cambio climático, sabemos que el CO2 emitido por el hombre va a tener consecuencias sobre el clima, falta saber cuánto. Las probabilidades de que se sucedan grandes catástrofes climáticas son tan bajas como la de que no pase absolutamente nada. Toda acción nuestra tiene su consecuencia, por lo que no está de más aplicar el principio de prevención, no vaya a ser que (y perdón) la jodamos.

Además, la lucha contra el cambio climático tiene otros objetivos. El cambio climático es sólo una de las consecuencias del uso indiscriminado de combustibles fósiles. El más notorio es que se agotan, y si se agotan, toda una economía basada en ellos se hundirá. Y no me estoy poniendo catastrofista, porque no sería la primera crisis energética de la humanidad. Una de las causas del hundimiento del Imperio Romano fue precisamente la escasez de recursos energéticos para su economía: la mano de obra esclava. Y más recientemente, a finales de los años Setenta la economía mundial se resintió por el encarecimiento del Petróleo, una crisis que duró varios años y de la que aún hoy en día arrastramos alguna de sus consecuencias.

Es necesario investigar en nuevas fuentes de energía pero sobre todo en nuevas formas de gestionar la energía, aunque no sea por el calentamiento global, aunque no sea por la contaminación que conlleva el petróleo, aunque sea únicamente por el propio desarrollo económico.

PD: me hubiera gustado hablar más del documental de Al Gore. Es entretenido, pero bastante partidista. Por favor, no tomen "Una Verdad Incómoda" como una verdad absoluta.

1.7.07

Trabajar en el medio ambiente (parte III)

Ya hemos hablado de las distintas carreras que te permiten trabajar en el medio ambiente (aunque seguro que hay más), y un poco en profundidad de las ciencias ambientales, carrera que estudio (no por mucho tiempo más).

Hoy toca hablar de las salidas profesionales de la licenciatura en Ciencias Ambientales. Hemos dicho que el medio ambiente es una materia multidisciplinar, tiene muchos enfoques, por lo que se puede trabajar desde muchas disciplinas. Esto lo digo porque muchas de las cosas que voy a comentar no son exclusivas de las Ciencias Ambientales, hay muchos otros profesionales perfectamente capacitados para ello. La elección, por parte de la empresa, de uno o de otro dependerá más de la calidad profesional del licenciado.

Hay un viejo chiste: "¿Qué le dice un licenciado en Ciencias Ambientales a un estudiante en Ciencias Ambientaes?... Sus patatas, gracias por confiar en Burry King". Es tan viejo que no es exclusivo de nuestra carrera, a todos nos toca un poco. Es cierto, muchas veces es complicado encontrar un trabajo decente al terminar la carrera, pero no es algo que os deba asustar. Muchos de mis compañeros han encontrado trabajo sin mayor problema. Todo es cuestión de iniciativa.

Sin más dilación, empecemos por los entrantes: las Auditorías. Una auditoría es que venga alguien de fuera a criticar cómo funciona una empresa. Claro, no creo que ninguna empresa en su sano juicio pague a un cotilla para que meta las narices en su despensa, por eso, el auditor lleva bajo el brazo algo muy suculento: Los Certificados de Calidad.

Los Certificados de Calidad son unos papelitos (unos diplomitas) que da una empresa independiente a quien lo solicita diciendo que su servicio cumple unas normas mínimas de calidad. No es algo que sea obligatorio, pero así consigues certificar que tu empresa es estupenda. Son las famosas normas ISO 9000, de calidad, y las ISO 14000 de medio ambiente. Las ISO regulan todo, incluso el ancho de los folios, pero estas dos ISOs son sobre funcionamiento interno de empresa. Es bastante largo de explicar, al fin y al cabo necesitas un curso de capacitación para poder implementarlas. En cualquier caso, es una cosa no muy complicada que encima es muy rentable, ya que están bastante bien pagadas.

Uno de los platos fuertes, la EIA. La Evaluación de Impacto Ambiental es un proceso administrativo, un trámite que algunas actividades tiene que cumplir antes de que se le de el visto bueno. Estas actividades son potencialmente peligrosas para el medio ambiente y vienen recogidas en las leyes. Ejemplos, carreteras, puertos, tendidos electricos, modificaciones en el plan general de urbanismo, minas... Como podéis comprobar son obras de mucha importancia, que mueven mucho dinero. El elemento clave de la EIA es el Estudio de Impacto Ambiental (EsIA), que es un informe que presenta la empresa que quiere hacer la cosa contaminante a la administración. Como es algo de lo que me gustaría hablar más adelante, pues ya hablaré en profundidad en otra ocasión.

Los Planes de Gestion de Recursos también es otra baza interesante. Hay de muchos tipos, quizás el más famoso es el P.O.R.N, que aunque suene muy erótico, son los Planes de Ordenación de Recursos Naturales. Estos son unos documentos que hace la administración para saber lo que hay dentro de un Espacio Natural y cómo conservarlo. No es algo que tengan todos los ENP, pero si muchos de ellos. También está el PRUG y el PDS, Plan Rector de Uso y Gestión, y Plan de Desarrollo Sostenible.

Junto a esto, también están los Planes Técnicos de Caza. Los PTC se tienen que hacer cada vez que se aprueba un coto de caza, y se tienen que renovar cada pocos años. En ellos se hace balance de todo lo que hay, qué medidas se van a hacer para mejorar la productividad del coto (para incrementar el número de presas), y cuales van a ser las cantidades máximas cazables. No es un documento demasiado complicado de hacer.

Otra posible salida son los residuos. Cada vez cobra más importancia el control integral de residuos. Las empresas necesitan profesionales capaces de gestionar la basura. En algunas universidades, como la de Cádiz, tienen asignaturas enteras dedicado a ellos.

Las Agendas 21 es otra opción. Son unos documentos que elaboran voluntariamente los ayuntamientos con su compromisos para el desarrollo sostenible. Relacionado con los ayuntamientos, los ambientólogos también pueden desarrollar un papel importante en la planificación urbanistica. Al fin y al cabo, un buen manejo de los Sistemas de Información Geográfica (que es como un cruce entre el Google Earth y una base de datos) y un buen conocimiento del medio natural pueden ser muy útiles a la hora de evaluar dónde se puede hacer qué.

La Educación Ambiental es uno de los pilares básicos del medio ambiente, y como no, también es un buen filón para el ambientólogo. La Educación Ambiental no sólo ser guía de jardines botánicos ni dar charlas en colegios. También exige el desarrollo de nuevas tácticas de concienciación ambiental o la formación de formadores.

Y como no, la investigación. Cualquier carrera que tenga algo de ciencia permite crecer en el ingrato pero gratificante mundo de la investigación. Hay cada vez más lineas de investigación dedicadas al medio natural, y dada la formación científica del ambientólogo puede dar muy buenos frutos.

Esto es sólo un repaso general, el campo es mucho más amplio y puedes acabar trabajando en nuevas areas aun por explorar. Esta es una de las ventajas de las carreras jóvenes, que aún tenemos un hueco que hacernos.

De todas formas, quien mucho abarca poco aprieta, por eso es imprescindible la especialización, bien mediante itinerarios en la Universidad (la elección de algunas asignaturas te permite licenciarte en una especialidad, pero solo en algunas universidades), o bien mediante cursos de postgrado (como masters o el doctorado). Pero esto es así en todas partes.

Para más información, podéis consultar CienciasAmbientales.Com

PD: me voy a permitir una pequeña pataleta. Revisando las notas de Corte, las ciencias ambientales ha bajado al 5. Esto quiere decir que las aulas no se llenan, mientras que medicina tiene como minimo un 7'5... maldito efecto House... se acabó el tiempo en que le robábamos los estudiantes a Medicina...

17.6.07

Trabajar en el Medio Ambiente (parte II)

En el post anterior ya cité algunas de las posibles titulaciones que podéis estudiar si queréis dediaros al medio ambiente. Antes que nada tengo que pedir disculpas, porque entre tantas titulaciones se me olvidó una de las más importantes (en medio ambiente) :

Ciencias del Mar. Las Ciencias del Mar es una carrera para aquellos a los que les guste el mar y los medios acuáticos. No sólo es biología marina, el medio marino también puede ser estudiado desde muchas ópticas distintas, como la física, química, geología... Ciencias del Mar ofrece una visión multidisciplinar de todas ellas.

Si os dáis cuenta, hay una gran cantidad de titulaciones (y todo eso sin contar con los módulos de formación superior) que tratan sobre el medio ambiente. Tradicionalmente se han ido repartiendo los distintos perfiles laborales dentro de este campo, la necesidad de crear una nueva titulación que pretendiera aunar estos conocimientos era patente. Con esto no quiero decir que los otros profesionales del medio ambiente no fueran lo bastante buenos, tan sólo que hacía falta una carrera que recogiera los distintos enfoques para obtener un profesional "compacto". Partiendo de esta idea nació, hace algo más de 10 años, una nueva titulación: Licenciado en Ciencias Ambientales.

Veréis, uno de los problemas del acercamiento al conocimiento del medio ambiente es que medio ambiente lo es prácticamente todo. Tiene tres pilares básicos: el medio biológico, el medio físico y el medio social. El medio biológico son los animales, plantas, hongos, bacterias, pero también comunidades, ecosistemas... el medio físico es todo lo natural que no está vivo, como el agua, el suelo, las rocas, el clima, la atmósfera..., y el medio social son las personas, cómo viven y cómo se comportan en y respecto al medio ambiente.

Esto se ve reflejado en los planes de estudio de las Ciencias Ambientales. Como asignaturas troncales (que son aquellas que tienen que impartirse obligatoriamente con independencia de la universidad en que se estudie) hay tanto de biología, como de medio físico , como de medio social. Un buen ambientólogo debe de saber tanto los distintos filos de animales marinos, como el funcionamiento de una célula, como la estimación de reservas de agua en una determinada zona, como interpretación de datos climáticos, como conocimientos sobre la litología, como la capacidad de interpretar comportamientos sociológicos, entendimiento de nociones de economía o mucho derecho. Aquí teneis una lista de las asignaturas troncales.

Así hay una serie de asignaturas de, llamemosle "culturilla ambiental general". Aparte de las troncales, las universidades también pueden poner sus propias asignaturas propias, son las llamadas obligatorias. La Universidad, lo que tradicionalmente ha hecho, ha sido ajustar esas asignaturas obligatorias a lo que ya tenía. Por ejemplo, si la universidad ya tenía mucho personal en biología, pues meten más biología, por ejemplo.

Luego, aparte de las asignaturas de "culturilla ambiental general", hay otras asignaturas sobre aspectos más aplicados, como las Evaluaciones de Impacto Ambiental, Gestión de Residuos, Gestión de Recursos Naturales... aunque también hay hueco para herramientas de trabajo y estudio del medio ambiente, como son los Sistemas de Información Geográfica, o la Cartografía.

Cada Universidad reparte los créditos (las horas) como cree oportuno. Algunas Universidades hacen más incapié en algunos asuntos que otros. En lineas generales, no creo que se pueda decir que hay Universidades mejores o peores y hay suficientes facultades en toda la geografía como para elegir lo que más nos convenga. Aquí un mapa de Universidades con Ciencias Ambientales.

Es interesante, que algunas Universidades exigen un Proyecto de Fin de Carrera para obtener el título. Generalmente son las universidades con planes de 4 años. (Hay planes de estudio de cuatro años y de cinco años, no hay ninguna diferencia en el título que váis a obtener y vais a aprender lo mismo). Aquí tenéis una lista con las universidades con proyecto de fin de carrera. En principio no es algo que os tenga que asustar, el proyecto de fin de carrera puede ser un buen acercamiento al mundo real, pero ojo, intentad enteraros de las facilidades que pone la universidad para el proyecto. La mejor manera es intentando poneros en contacto con estudiantes o licenciados de esa universidad.

Hay una buena red de asociaciones provinciales y regionales de Ciencias Ambientales. Puede ser un buen lugar donde consultar. Por ejemplo, en Andalucía está la FACCAA (Federación Andaluza de Ciencias Ambientales) que aglutina las asociaciones provinciales. Una buena consulta en google podrá orientaros. Aunque hay un portal bastante bueno sobre las Ciencias Ambientales: CienciasAmbientales.Com. Allí podéis encontrar gran parte de la información que he puesto, y muchas más cosas. También tenéis el foro de la misma página, para consultas más específicas.

Espero con esto haber resuelto algunas dudas. Aún tengo que hablar un poco sobre salidas profesionales, pero eso lo dejaremos para más adelante. Si tenéis alguna duda, no dudéis en formularla bien por el correo electrónico o bien por medio de algún comentario.

15.6.07

Trabajar en el Medio Ambiente (parte I)

Se acerca el verano, y como todos los años, para algunos es el momento de hacer una elección que puede determinar sus vidas. En gran parte de las autonomías españolas, ya han realizado el examen de selectividad los alumnos de 2º de Bachillerato, en otras autonomías lo harán la semana próxima. Es un momento de nervios, alegrías, pero sobre todo, decisiones. En cuando salgan las notas, los futuros universitarios tendrán que decidir qué carrera escoger, lo sé, no es una decisión fácil. Por ello voy a dar unos pocos consejos.

1. No os dejéis influenciar por lo que os digan los demás si ya tenéis claro lo que queréis estudiar.

2. Si no os habéis decidido, y estáis dudando entre varias carreras, leed todo lo que podáis sobre las mismas, y sobre todo, intentad contactar con estudiantes (mejor si es de los últimos años) o licenciados/ingenieros de las mismas para que os comenten en qué consisten desde fuera.

3. Interesaros por los planes de estudios, tanto de la universidad que os pille más cerca como de otras. Intentad averiguar qué se da en ellas.

4. No uséis la nota de corte como criterio para elegir la carrera, si preferís estudiar una cosa, ponedlo en primer lugar. Todos los años suelen bajar las notas de corte de muchas titulaciones, y lo mismo este año os cae la breva.

5. Y sobre todo, no os preocupéis. Si descubrís que no os gusta lo que estáis estudiando siempre podéis cambiar de titulación. De todas formas, es mucho mejor darle una segunda oportunidad.

Y bueno, yo os puedo hablar de lo que sé, como casi licenciado en Ciencias Ambientales por la Universidad de Málaga. Así que os voy a comentar algo sobre mi carrera.

Antes que nada, comentaros que si queréis trabajar del medio ambiente, hay muchas opciones que podéis escoger, y que ninguna es absolutamente mejor ni peor, todos estamos especializados o enfocados de una manera determinada. Incluso muchas titulaciones comparten materias comunes. Esto, repito, no las hace ni mejores ni peores. Al final lo que importan son los profesionales, no las carreras. Un breve repaso a otras opciones (como carreras universitarias)

Biología: la biología estudia los organismos vivos a distintas escalas de complejidad. Por supuesto una de ellas es a nivel de Ecosistema. Si te gustan los animales y las plantas, es una buena opción. Conozco biólogos que trabajan en reintroducción de especies, elaboración de catálogos de fauna y flora, gestión cinegética... como contra (aunque no es una contra propiamente dicha), que tienen bastante carga de bioquímica, biología molecular, citología e histología... que aparentemente tienen poca relación con el medio ambiente. No tiene por qué ser así. Te da una visión completa de los sistemas biológicos.

Veterinaria: Los veterinarios no son sólo esos señores que cuidan a las mascotas cuando están enfermas. Muchos se pueden dedicar a cuidar animales silvestres, o incluso gestionar las poblaciones de, por ejemplo, especies de caza.

Ingenierías Forestal y de Montes: la primera técnica (de 3 años) y la segunda superior (de 5 años), los ingenieros de montes tienen una versión "ingenieril" de los ecosistemas. Cosas como estimación de recursos forestales (por ejemplo, saber cuánta madera puede producir un monte), obras de reparación hidrológica (construcción de diques para prevenir la erosión, por ejemplo), carriles forestales, incendios... Como cualquier ingeniería, suelen ser más duras de sacar, pero sales con una gran capacitación para trabajar en Montes. Como contra... bueno, son ingenieros, no es que sea una tara, ni mucho menos, pero aplican el teorema de "sea un bosque esférico".

Ingeniería Agrícola: semejante a la anterior, pero dedicada al mundo agrario y alimenticio. Optimización de cultivos, gestión de cabañas ganaderas, e incluso.... hacer delicioso Queso.

Ingeniería Química: los ingenieros químicos diseñan plantas químicas, pero no sólo eso. También depuradoras, sistemas de limpieza de emisiones contaminantes, descontaminación de suelos y aguas subterráneas...

Ingenierías de Obras Públicas y Caminos: la primera técnica y la segunda superior. Son los ingenieros que diseñan grandes infraestructuras, como carreteras, conducciones, puertos... como toda gran infraestructura, hay una gran modificación del medio natural. Así que resulta importante tener conocimiento de temas ambientales. Al fin y al cabo, a grandes males, grandes remedios.

Arquitectura: Un arquitecto no sólo diseña casas, también diseña urbanizaciones y ciudades. La elección del modelo de ciudad (el urbanismo) es bastante importante, ya que tiene que poder disponer de los servicios adecuados de movilidad, sanidad, bienestar... y claro medio ambiente.

Ingeniería Industrial: diseño de máquinas, hay muchas especializaciones. La búsqueda de modelos más eficientes de motores, por ejemplo, está muy relacionado con el medio ambiente. Y por supuesto, están también las energías renovables.

Geología: Dejando a un lado las ingenierías, los geólogos son grandes conocedores del medio físico. El medio físico es todo aquello que no está vivo, no sólo las piedras (perdón, rocas), sino también el agua y el suelo. Gestión de recursos mineros, estimación de reservas de agua, o los riesgos geológicos son algunas de las cosas que hacen relacionadas con el medio ambiente. En cualquier caso, es una carrera de mucho pisar campo.

Geografía: no, no me refiero a saberse las capitales de los países. Aunque sea una carrera de letras (y advierto que no va a ser la última que voy a comentar), la geografía estudia el territorio y las poblaciones. Aparte de eso, tienen un buen manejo de los Sistemas de Información Geográfica (ojo, no son los únicos).

Derecho: otra de las de letras. Vale, si vas a estudiar derecho, vas a meterte entre pecho y espalda muchas cosas que no están para nada relacionadas con el medio ambiente, pero existe una gran legislación en temas de medio ambiente, y cada vez va a más. Así que una salida importante es especializarse en derecho ambiental.

Bueno, ya paro... hay muchas otras carreras desde las cuales te podrás especializar en medio ambiente, prácticamente desde cualquiera de ciencias, puedes ser físico ambiental (los meteorólogos son físicos, por ejemplo), químico ambiental (incluso química analítica) , matemático (haciendo modelos matemáticos, por ejemplo), incluso medicina (la salud pública también forma parte del medio ambiente).

También carreras más "de letras" como psicología y pedagogía (en educación ambiental) o Economía (sí, economía, muchas de las grandes medidas ambientales, como Kyoto, han sido hechas por economistas, de hecho, no es nada extraño encontrarse con un alto cargo economista).

Bueno, seguro que me he dejado tropecientas mil carreras. Pido disculpas de antemano. Como veis hay un muy amplio abanico de posibilidades. El Medio Ambiente abarca muchos campos, por lo que es normal que dichos campos tengan alguna especialización en medio ambiente.

Ya sabéis, opciones hay muchas. En el próximo post, comentaré algo sobre mi carrera (Ciencias Ambientales)

Nota a los posibles aludidos: El orden por el que los he puesto es casi aleatorio (los he ido poniendo conforme me acordaba), y por supuesto, seguro que he podido cometer algún error. Si es así, no dudéis en notificarmelo y será reparado. Por favor, no me gustaría que esto se convirtiera en una batalla campal sobre qué titulación es mejor, que lo he visto en otros sitios. Estamos todos en el mismo barco, y por lo tanto tenemos que aprender a remar juntos.